Productividad

Producir...la obsesión por producir más y más movió a academias, investigadores , empresas y gobiernos hacia una carrera desenfrenada por quién obtendría más kilos de carne por hectárea, y quizá por la gran velocidad en que avanzaban no llegaban a ver el rastro que sus grandes números dejaban.

Se intentó substituir a las fuerzas naturales con las fuerzas química y mecánica, la transgenia y otras cosas invasivas. El rastro dejado es criminal: éxodo rural, concentración de capitales, pobreza, hambre, erosión genetica, económica y de suelos, guerras civiles motivadas por la más pura falta de acceso a los degradados recursos, degradación moral, desquicio social.

Dos párrafos introductivos para lo que se torna más que urgente: una redefinición de lo que es y vendrá a ser una verdadera "tecnología de punta".

Hoy podemos definirla como el conjunto de conductas productivas que logren un máximo aumento de producto nutracéutico por unidad de superficie con plena recuperación de los recursos naturales involucrados y que contemplen el bienestar espiritual del productor y su familia. 

Partiendo desde estos principios, creo que todo el resto de los problemas se pueden solucionar.

Mi amigo Esteban me dijo que la definición era tan fantástica que le resultaba absolutamente teórica...y así será mientras no se encaren los problemas desde sus causas en lugar de actuar una y mil veces sobre las consecuencias.

El lento proceso que representa un cambio de este porte, en ganadería, es más rápido de lo que se pueda imaginar. El pasaje al pastoreo racional ha representado para mi familia bienestar espiritual, conciencia limpia, productos limpios. Estamos completando en "La Cascada" 400 días sin dosificaciones y vamos en camino al combate biológico de las garrapatas. Estamos iniciando el camino hacia una remineralización de nuestras pasturas con harina de rocas para producir carne que nutra y que cure. Avanzamos hacia arrancar las causas de raíz.

En relación a lo que estamos produciendo ahora, en PV y PRV superamos los 200 kilos de carne por hectárea. En la mitad del campo en la que no se estableció aún pastoreo racional y que se maneja hoy como rotativo, de 100 a 130 kilos.

Vale recordar que producíamos en pastoreo extensivo de 27 a 40 kilos de carne por hectárea. El salto es abismal, pero incompleto. Al decir de Gustavo Garibotto, "los 200 kg carne /há son lo de menos"

De cualquier forma,           dejamos acceso a algunos números productivos alcanzados en años anteriores.

Cambiar, cambiar y seguir cambiando. Infinita nos ha resultado la agroecología, no nos va a dar con una vida para entenderla y mimarla.

Fantásticamente inconmensurable.

  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

© 2016 por Juan F. Dutra
Creado con Wix.com