Buscar
  • Red Uruguaya PRV

EL MANTILLO

Escrito por: Juan Dutra

"DENME UNA ROZADORA Y CONVERTIRÉ, CON VACAS Y PASTOREO RACIONAL, CAMPOS GROSEROS EN FINAS PASTURAS"

Así de simple lo colocaba Don Nilo al tema de la importancia de la rozadora (guadaña, pastera, chirquera, rotativa, desmalezadora) en su manejo. Durante décadas "persiguió" a los lotes de ganado con el tractor y la rozadora. En los primeros años de manejo racional establecía una secuencia de pastoreo - rozadora, y decía que cuanto peor fuera la situación inicial del campo a ser sometido a esta secuencia, mejor. Mas alimento para la vida del suelo. En años venideros rozaba siempre que fuera posible, pero ya con un panorama totalmente distinto al inicial.

Hasta acá, ya lo sabía yo, por haber leído todo lo que quizá exista sobre la "Conquista". La sorpresa fue depararme con la relación que esta conducta tenía con su zona, ya que Bagé por su ubicación, elevación, características del suelo y algunos otros caprichos de la naturaleza se destaca en el Rio Grande del Sur como uno de los municipios con mayor evapotranspiración, limitando seriamente la reserva de agua en suelo e incluso en represas, véase por ejemplo el drama que vive la población de su ciudad a cada interrupción en las lluvias.

Don Nilo tenía sobradas razones para preocuparse por el ciclo del agua en sus suelos. El agua suele ser ese elemento al cual solo le damos su debido valor cuando escasea, y como en mi caso el agua es suficiente en el 90 % de los casos, nunca pude ver al pasto cortado por la rozadora como más que "comida" para la vida del suelo.


Pero bueno, veamos que nos ha legado Don Nilo Romero sobre este tema importantísimo:


" Como la evaporación en Bagé anda por los 4,5 mm por día y como la capacidad de campo (retención de agua) anda en torno de los 30 mm, casi siempre en apenas 7 días el suelo ya está en seca. Por esta razón es de suma importancia la producción de mantillo, para que el agua se infiltre lentamente. En Bagé alrededor de noviembre, diciembre y enero hay un déficit de 56 mm de agua.

En general ocurre que 1/3 del agua de lluvias se escurre, 1/3 se evapora y el tercio restante se infiltra. De la textura del suelo y de la cantidad de Materia Orgánica depende una mayor o menor infiltración.

Con el uso de poca Materia Orgánica como absorbente la retención de agua podrá ser solamente de 5 a 10 %, mientras que si la Materia Orgánica es abundante, la retención puede llegar al 80 %, actuando así como una esponja, infiltrando agua en el mismo local en donde esta cayó. También depende de los canales abiertos en el suelo por las lombrices, difícilmente faltará agua en suelos que no sufrieron agresión.

En suelos normales existe un 50% de materia sólida, 25% de aire y 25% de agua. Al no existir materia orgánica en el suelo, el agua, en lugar de infiltrarse, se escurre llevándose los colóides disueltos.

El mantillo es uno de los medios de evitar secas y encharcamientos. Sin duda sirve para retener aguas que de otra forma se desperdiciarían, influyendo directamente en el equilibrio del agua en el suelo. Todo estos fenómenos se dan naturalmente en los campos intocados de aguas cristalinas, en donde difícilmente se nota una seca o un encharcamiento."

En los videos que siguen mostramos al mantillo en acción.




El mantillo nos prepara para sequías y excesos de lluvias, protege al suelo de temperaturas extremas y fomenta la vida del suelo, por ende, su fertilidad.

0 vistas
contacto