El Retoño

Desde comienzos del siglo XIX lo normal fue dejar comer al ganado libremente durante semanas o meses a lo que llamamos pastoreo continuo, donde se le permite al ganado volver a comer la misma área día tras día. Pero entonces las vacas se comen las mismas plantas todo el tiempo, solo buscan las más palatables lo que debilita su sistema radicular, con ésto las especies más pobres comienzan a sustituirlas y de esta manera terminamos con pasturas más pobres cada año.

Para obtener resultados diferentes necesariamente hay que hacer las cosas diferentes.

Resultados que pueden ser obtenidos con un pastoreo que regenera el suelo.

Como quieran llamarlo: pastoreo racional, PRV, PV, PRI, MOB grazing, Holistic Management, diferentes variantes pero con los mismos principios. Pastoreos con cargas más altas de lo habitual con periodos de ocupación corto y periodos de descanso largos. Esto permite una mejor distribución de la materia fecal y la orina, una mejor utilización de la pastura donde los animales por competencia están obligados a cambiar sus hábitos de alimentación.

Innumerables bondades que son motivos de estudio en numerosas universidades del mundo.

Hoy no faltan argumentos, solo faltan pastoreos racionales.

 

Entonces los invito a:

Trabajar con la naturaleza y no en contra de ella.

Miremos el suelo, materia orgánica, capacidad de retención de agua, fijación de carbono, biocenosis, bienestar animal, mierda de vaca.

Soy veterinario y manejo un sistema racional en 116 ha con 95 parcelas. Lo hice a partir de un campo algo degradado que salía de la agricultura.

 

Max Planck: "Un nuevo paradigma científico no triunfa porque convenza a la mayoría de sus oponentes, sino porque estos eventualmente mueren"

                                                            

                                                           Dr. Mario Chiossoni

  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

© 2016 por Juan F. Dutra
Creado con Wix.com