El Mensaje de Nilo Romero

En el año 2009, cuando por primera vez oí hablar del pastoreo Voisin, no podía imaginar el vuelco que este sistema le daría a mi familia, y especialmente a mí. Por tres años seguí pronunciando "Voisin", en lugar de "Vuasan" al apellido de Marcel Voisin, el francés que tuvo la gran capacidad de recopilar informaciones diversas ajenas y propias y configurarlas en un sistema de utilización de las pasturas hasta hoy, inigualable.

 

Lentamente fui reeducando mi mente hacia un manejo diferente, y de a poco fui abandonando las espuelas, los gritos, la violencia con los animales y con el medio. A medida en que fui avanzando y adaptándome a un nuevo mundo agroecológico fui encontrando casos de gente que ya había pasado por todo esto hace mucho tiempo, por consecuencia, con mucho más ruta racional que yo, y para quienes todo lo que les decía no era precisamente novedad.

El primer recuerdo que tengo alusivo a alguien haciendo algo diferente en ganadería data de una conversación con Asdrúbal, amigo de Tacuarembó, “en Bagé, hay un hombre que se llama Nilo Romero que hace cosas increíbles”

Don Nilo tenía muchos amigos que defendían (y defienden) su metodología productiva, incluso remando contra la corriente.

Y es por eso que me resulta aún difícil de entender lo que me ha sucedido este año cuando una serie de escritos de Don Nilo Ferreira Romero, pionero en la aplicación del pastoreo Voisin, vinieron a parar en mis manos para difundirlos a los ganaderos en general, invalorables documentos que sintetizan medio siglo de esfuerzo personal de Don Nilo en aplicar algo simplemente contradictorio a lo existente.

Conversé con él una única vez, el 7 de abril del 2014, en la ciudad de Pelotas, en donde estaba siendo homenajeado. Fue una corta conversación que terminó con Don Nilo tomándome la mano, y desde su silla de ruedas me dijo: "muchas gracias". "Muchas gracias por qué?", me pregunté. No osé preguntárselo, y concluí que sería un agradecimiento a mi tarea de difusión del pastoreo Voisin en Uruguay.

Hoy, en frente al computador, escribiendo este texto, me veo tentado a pensar en que sería un agradecimiento por lo que todavía no había hecho, y que comienza hoy. Para los incrédulos, una simple casualidad. Para los que tenemos un poco más de espíritu, una premonición.

La verdad que me siento perdido, honrado y al unísono culpado por estar en el lugar de gente que quizá lo mereciera más o que simplemente lo pudiera hacer mejor, pero el hecho es que esto está en mis manos, y también sé, ahora que lo conozco mejor, que tenemos demasiadas cosas en común como para que rehuya a esta empresa.

Me dedico ahora, entonces, a sistematizar, traducir y publicar este material, además de tomarme el atrevimiento de comentar algunos trechos.

Concretamente, los escritos llegan hasta mí por medio de Gustavo Garibotto, un amigo que por veces se disfraza de técnico de nuestra empresa, pero no logra pasar de amigo, nomás. En ocasión del IX encuentro de la Alianza del Pastizal, en Santana do Livramento, el Profesor Dr. Fioravante Jaekel Dos Santos de la Universidad Federal de Pelotas se aproximó a Gustavo, y le dijo que tendría algo para enviarle...y lo hizo!


 

Junto a los archivos venía este correo:


 

" Salve meu amigo Gustavo, tomo a liberdade de me dirigir assim como amigo, pois, dizem que os amigos não se tornam amigos, se reconhecem.

Estou enviando conforme o prometido os arquivos não publicados do saudoso Nilo Romero, ele me passou com o pedido de sistematizar e publicar para ele, talvez um dia eu faça isso, não me acho a altura de tal tarefa, mas como ele queria que se divulgasse, tenho certeza que você saberá a quem repassar, de forma que seja útil como ele gostaria que fosse o destino de sua obra.

Como verás, são apontamentos, rascunhos e alguns sem nexo, mas com várias informações do querido mestre.

Abraço,

Se um dia vierem por Pelotas, procure-nos, em minha família um mate e um churrasco sempre está a caminho para os amigos"

 

Pues bien.

 

Menudo honor y compromiso.

 

Para empezar, seleccioné uno de sus textos, mixto de crítica y esperanza.

Situémonos en el año 2010, 47 años de pastoreo racional y 88 de vida...

dice así:     

"

" EL LADO DE ADENTRO Y DE AFUERA DE "CONQUISTA"

Razones de la poca difusión del Pastoreo Rotativo Voisin

Después de más de cuarenta años aplicando el método de Pastoreo Voisin en nuestra propiedad - Fazenda Conquista, Bagé, Rio Grande del Sur - ha llegado el momento de reflexionar sobre porqué una experiencia que durante todos estos años alcanzó resultados tan satisfactorios en nuestras tierras no se haya propagado de la manera debida por todo el Brasil.

Seguramente no fue por falta de visitantes. Nuestros libros atestiguan cifras anuales de tres dígitos referentes a gentes que visitan el sitio donde el Pastoreo Rotativo Voisin fue introducido al Brasil. Aunque la mayor parte de los visitantes acudieron justamente del extranjero, no creemos que se deba a falta de "quórum" en Conquista el hecho de que la contabilidad de "Voisins" sea tan pobre en nuestro país.

Lo que sí parece ser el cerno de la cuestión de la poca difusión del Pastoreo Voisin en tierras brasileñas es en verdad una mal aventurada confusión. Confusión esta que se instaló entre lo que viene a ser el verdadero Pastoreo Voisin y lo que efectivamente son los Pastoreos Rotativos hechos de manera más o menos aleatoria y que se propagan por ahí como alternativa a la obsoleta ganadería que viene tradicionalmente siendo empleada en el Brasil, el pastoreo continuo.

Ocurre que en la mayor parte de esos pastoreos rotativos el calendario de crecimiento de los pastos (premisa número 1 del Pastoreo Voisin, y que es responsable por el aumento en la producción de pastos, y consecuentemente de carne) terminó por ser, en muchos casos, dejado de lado, haciendo con que estos supuestos "pastoreos racionales" no pasen de "rodizios" sin fundamentación, y lo que es peor, haciendo con que, por desinformación e incompetencia -más que por mínimos aumentos en la producción- se produjera un descrédito al término pastoreo rotativo, acarreando lamentables e inconmensurables pérdidas a la ganadería de nuestro país.

Aún más allá, la pobre investigación formal y académica hecha hasta hace poco en nuestro país sobre el aumento de productividad en relación al pastoreo continuo fue realizada, en verdad, justamente sobre esos rodizios, sobre el "pastoreo rotativo irracional", en vez de haber sido hechos sobre el efectivo "pastoreo rotativo racional". Para nada nos sorprendió, entonces, que la Estación de Agricultura de San Gabriel haya obtenido, como porcentaje de aumento de producción del sistema de pastoreo rotativo sobre el sistema de pastoreo continuo la ridícula cifra de dos por ciento. Como podría ser diferente si el calendario de crecimiento de los pastos, las leyes de André Voisin no fueron respetadas?

Es realmente una pena que un proceso sustentable, de bajo costo, un método altamente productivo ( valiéndose apenas del manejo de los pastos, André Voisin alcanzó a producir cifras de mil kilos de carne anuales por hectárea, en su predio de Normandía, Francia), un método ecológico (palabra tan en moda en nuestros días), un proceso mejorador de la fertilidad del suelo sin el uso de fertilizantes químicos sintéticos, sin uso de agrotóxicos, un proceso que lejos de atacar la biocenosis del suelo la regenera, química y biológicamente, sólo ahora empiece a difundirse con bastante intensidad en nuestro país.

Pero por lo menos, eso.

Las cosas empiezan a mejorar en los días de hoy. Nos alegra ver como por aquí o por allá se van formando grupos de estudio sobre el tema, así como el surgimiento de obras serias tratando la temática. Hasta incluso sobre la investigación, la Universidade da Regiao da Campanha (URCAMP) y la EMATER de Bagé vienen ejecutando, desde 1997, un trabajo coherente sobre la producción de pastos en la Conquista. Para hacernos una idea, solo en el primer año la producción de materia seca fue, en números redondos, el doble de los obtenidos por la EMBRAPA de Bagé y por la Estación de la Secretaría de Agricultura del Estado de San Gabriel.

Entretanto, lo que sobre todo desearíamos es que esos números salieran de una vez por todas del papel hacia la tierra. Siempre que abrimos las porteras de la Conquista lo hicimos con mucho orgullo, sabiendo que lo que mostrábamos estaba armado más sobre la práctica que sobre la teoría. Y no que nos parezca que la teoría no deba existir, pero después de todos estos años es nuestro pensar, que más que el espíritu geométrico, el agrónomo o los "pasticultores", más que cualquier otra cosa, precisan práctica, "acuidad", la cual, estamos convencidos, no se aprende en libros ni oyendo cursos en general. Máxime porque estamos de acuerdo con la idea del sabio André Voisin para quien " una experimentación creativa requiere que el experimentador se torne parte de la propia experiencia".

Es una lástima que por motivo de enfermedad infelizmente no puedo acompañar a los visitantes por nuestra propiedad, pero de cualquier forma el esfuerzo es porque las porteras estén siempre abiertas para la divulgación del pastoreo Voisin.

Y sepan que allá en el fondo de la Conquista, al que a veces confundimos con nuestro propio corazón, brota el deseo de que sea el agricultor el que ayude al investigador, y no el investigador al agricultor.

Bienaventurados seríamos si nuestra experiencia con el pastoreo Voisin, si nuestra Conquista ayudara a producir, más que pasto y carne, un nuevo tipo de investigador que en las palabras de Ward, "empiece en el campo, y no en el laboratorio".

                                "

Bueno, que voy a decir yo con mis siete años de pastoreo racional?

Lo único que me animo a comentar es que realmente surge un sentimiento de impotencia frente a los vecinos al verlos aún pasando trabajo con un sistema productivo que no paga su esfuerzo. Todavía queda gente aguerrida en mi zona, madrugadores de toda la vida que trabajan catorce horas por día, y cuando los veo correteando alguna vaca en medio a los montes sin suceso, o "cueriando" alguna res que murió de flaca o por falta de cuidados, me brota la rabia de no poder cambiarles la vida de un plumazo . Debo también recordar que hay casos en que si le sacamos el lazo de los tientos, o si le decimos que a partir de ahora no podrá galopar a caballo detrás de una vaca, se mueren de angustia. Y eso hay que respetarlo. Y como todo lo que se cambia de un plumazo generalmente fracasa, sobra la investigación sin preconceptos y la educación como únicos medios para lograrlo.

"Una nueva idea no triunfa convenciendo academias y universidades, triunfa cuando maduran las condiciones para su aceptación y establecimiento".

Creo firmemente que las condiciones están dadas.

La insustentabilidad de los actuales sistemas productivos está en evidencia. La rigidez técnica empieza a flexibilizarse, después de décadas de "plumazos" técnicos dogmáticos, tal como lo expresaba Don Nilo. Los medios de comunicación me permiten hoy "asesorar" a amigos que quieren empezar en Argentina, Costa Rica, Paraguay, Venezuela, que me consultan y reciben al instante la contestación a miles de kilómetros de distancia.

Y antes me escondía para sugerir algo, que no se enterara nadie que un ignorante se daba mañas para "asesorar". Pero después de cierta ruta racional, fui notando como la práctica es más buscada que la teoría. Hoy corroboro esta sospecha con la opinión más que autorizada de Nilo Romero.

Por lo tanto, dadas las condiciones, y con las herramientas en mano, solo la pereza sería capaz de detener este avance hacia lo racional.


 

Espero hacer valer su "muchas gracias", Don Nilo.


 

Gracias Gustavo por confiarme la tarea.


 

Gracias Profesor Fioravante Jaekel Dos Santos

  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

© 2016 por Juan F. Dutra
Creado con Wix.com